Los ex mineros y accionistas de MRT apoyan el proyecto de Emed

viernes, 7 de octubre de 2011

La Asociación, titular del derecho administrativo, se pone del lado de la multinacional Emed Mining y contra Carlos Estévez, Rumbo y Zeitung · Ofrecen su colaboración para un plan vital para la Cuenca.

Juan A. Hipólito/R. Moreno / Huelva | Actualizado 07.10.2011 - 06:55
zoom


Dirigentes del sector minero de CC OO y ex mineros, durante la rueda de prensa de ayer en Huelva.


La Asociación de Antiguos Mineros de Riotinto, presidida por el líder sindical de Comisiones Obreras en la Cuenca Minera, Ricardo Gallego, dio ayer su visto bueno al proyecto de reapertura de la mina presentado por Emed Tartessus, filial de la multinacional, Emed Mining, a la Junta de Andalucía con la intención de obtener los permisos necesarios para reactivar la explotación tras más de una década aletargada. Este apoyo es importante para el futuro del proyecto pues el colectivo de trabajadores posee los derechos administrativos de explotación a través del 66% de Minas de Río Tinto SA.

Gallego, que no ocultó su escepticismo inicial desde 2007 a que esta empresa tuviese realmente interés en la reapertura de la mina, sobre todo por venir asociada a Mantesur y al ex director de MRT, Carlos Estévez, ha terminado finalmente por admitir que el mantenimiento de su plantilla de trabajadores, su insistencia en conseguir la autorización administrativa de apertura y el mantenimiento de las presas les plantea un cambio de percepción de la misma.

El representante de los ex mineros cree que, hoy por hoy, Emed Tartessus es "la solución más lógica y más cercana en el tiempo para poner a trabajar a mil personas en una comarca que no levanta cabeza desde que cesara la explotación de su principal fuente de riqueza". "Por ello, con la certificación de la Junta de que Emed es una empresa fiable desde el punto de vista técnico, económico, financiero y medioambiental, mostramos nuestro apoyo a este proyecto de apertura y brindamos nuestra colaboración en lo que proceda", dijo.

Gallego aprovechó la ocasión para aclarar que los ex mineros tienen el 66 % de las acciones de la actual Minas de Riotinto S.A. y son titulares de los derechos administrativos de las reservas mineras de cobre de Riotinto y certificar que ellos no regalaron las acciones de la extinta MRT Sociedad Anónima Laboral al ex director de la mina, Carlos Estévez, al que acusan de ser el principal culpable de su cierre en el pasado y auténtico escollo para proceder a su reapertura en la actualidad.

"Como es sabido, la transmisión de los derechos mineros realizados en subasta fue impugnado ante los tribunales por la Junta de Andalucía y el asunto se sustancia en el Tribunal Supremo de Madrid", recordó.

Los ex mineros aseguran que la mayoría accionarial de trabajadores lleva años solicitando una junta extraordinaria de accionistas para cesar al actual consejo de administración, presidido por Carlos Estévez, y así recuperar la capacidad de decisión y de gestión de Minas de Riotinto. "Cuando esto se dé desaparecerán de la minería de Riotinto aquellos que impiden que vivamos en paz, con un trabajo donde se asegure los ingresos necesarios para las familias. Pero esta convocatoria de junta está en manos de los tribunales y esperamos una pronta resolución fijando la fecha de la convocatoria", aclaran.

Desde la asociación subrayaron también que cuando Estévez habla en nombre de Minas de Riotinto lo hace en contra de la mayoría accionarial de ex mineros. "Queremos hacer expreso hincapié en esto para que nadie confunda las acciones del señor Estévez, hablando y actuando como Minas de Riotinto, y la decisión explícita de nosotros, los trabajadores-accionistas mayoritarios del capital social, de cesarlo y normalizar las relaciones entre las instituciones privadas y públicas tendentes a la rápida apertura de la mina", aclaran.

Según Gallego, en el momento en el que se esclarezcan todos estos hechos, Rumbo 5-Cero y Zeitung, actuales propietarios de la mayoría de los terrenos donde se ubican las presas mineras, cuyo mantenimiento resulta indispensable para el desarrollo del proyecto, no tendrían más remedio que admitir un justiprecio por el retorno de los terrenos a sus antiguos dueños o enfrentarse a una expropiación en toda regla.

Por lo pronto, a lo que llegan los mineros en este asunto tan turbio es a advertir de la peligrosa situación que se vive en Riotinto con las presas de residuos con más de 500 millones de toneladas almacenadas y a denunciar la escandalosa oferta de Rumbo 5.0 y Zeitung para deshacerse de unos terrenos que adquirieron en subasta pública por 2 millones de euros y ahora quieren vender por 60.

El máximo representante de la asociación de ex mineros mostró su disposición a trabajar para que los recursos mineros de Riotinto, que se vendieron en 1873 subsuelo incluido, vuelvan al poder del Estado, corrigiendo de esta forma lo que consideran una agresión a la soberanía nacional y devolviendo la explotación de la minería de Riotinto al régimen normal de concesión. "Necesitamos trabajo para nuestros hijos, nuestros vecinos y los recolocables y les decimos a la Administración, para que pueda decidir sin temores, que sus decisiones tomadas para la rápida apertura de la mina nunca tendrán una respuesta negativa ante los tribunales por nuestra parte", aseguró.

La Cuenca Minera de Riotinto vive una situación agónica, casi terminal, a juicio de la asociación de ex mineros, ya que la larga paralización de la minería ha despoblado de la zona de sus mejores activos humanos: los jóvenes.

El paro es angustioso y la situación del país no permite tener esperanza de solución ni a corto ni a medio plazo. "Sin embargo, la apertura de la minería de Riotinto ofrece casi 1.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos. Así que mantener la minería cerrada es una aberración social y económica, es una agresión al derecho constitucional al trabajo y, por ende, a las familias que necesitan ese trabajo para vivir con normalidad y sin angustias", afirman.

La asociación de ex mineros hizo un llamamiento a los poderes públicos de la comarca, políticos, sindicales, asociativos, culturales, de todo tipo para exigir la creación de empleo y proclamar la desesperación que corroe a los parados de la zona, y recuerdan que la historia de la Cuenca Minera es un claro testimonio de noble lucha por el empleo, contra la injusticia, y por la libertad que da el tener un salario que llevar a casa para cubrir las necesidades más elementales de cualquier familia. "Es una llamamiento de unidad y de acción", concluyen.

Huelvainformación

0 comentarios: