Propiedades medicinales del haba

domingo, 8 de enero de 2012


Vicia fabaLas semillas de la planta de haba, cuyo nombre científico es Vicia faba, son conocidas en varias partes del planeta debido a sus propiedades y usos alimentarios. Sin embargo, no se conocen mucho las propiedades medicinales que poseen, tanto sus semillas, como el resto de los órganos de esta planta.


La planta de haba, y principalmente, sus flores son altamente diuréticas, debido a esto estimulan la eliminación de líquidos del organismo. Además, esta planta tiene propiedades medicinales depurativas y antirreumáticas.

Las semillas de haba, tienen propiedades medicinales que generan un aumento en la eliminación de grasas de las arterias. Estas semillas además poseen propiedades afrodisíacas.

Los principales beneficios curativos del haba son:

  • Debido a las propiedades diuréticas, los preparados en base a flores del haba, ayudan a eliminar líquidos acumulados en el organismo. Por lo anterior, esta planta está muy recomendada para tratar casos de retención de líquidos. Además, se aconseja incluir infusiones de flores de haba en la dieta de personas que deseen bajar de peso.
  • Las semillas del haba estimulan la eliminación de grasas presentes en las arterias, debido a esto reducen los niveles de colesterol en la sangre.
  • Las flores de la planta de haba poseen propiedades que ayudan a purificar la sangre y los riñones.
  • Las semillas de esta planta tienen propiedades afrodisíacas, debido a esto estimulan el deseo sexual. Por lo anterior se recomienda a personas que presenten escaso apetito sexual.

Componentes de las habas

• Contienen 77.1% de agua.
• Son abundantes en calorías y proteínas.
• Contienen vitaminas: C, A, E, B1 y B2, en concreto de tiamina, niacina y folatos.
• Contienen minerales como Potasio, Fósforo, Sodio, Calcio, Hierro, Magnesio y Zinc.
• Está compuesta además por antioxidantes, lecitina, colina, Hidratos de Carbono, Fibra y Beta carotenos.
• El valor nutritivo de las habas es distinto si son frescas o secas. Las habas secas tienen mayor cantidad de hidratos de carbono y proteínas, por lo que su valor energético es elevado.


Al igual que el resto de las legumbres, las habas pueden provocar gases y molestias intestinales como resultado de la fermentación por parte de las bacterias intestinales de algunos compuestos como la rafinosa, verbascosa y estaquiosa, que son hidratos de carbono complejos no digeribles a nivel gastrointestinal y, como tales, forman parte de la fibra dietética.